Historia

El origen de METASA, está en la apertura en 1972 por parte de Eduardo Mejías Tapia de un despacho profesional dedicado exclusivamente al asesoramiento laboral de empresas y trabajadores, que con el tiempo amplió su actividad al asesoramiento fiscal, gestoría administrativa y seguros.

Dedicado a nuestro fundador

D. Eduardo Mejías Tapia nació en Villanueva de la Serena, el 4 julio de 1939, el penúltimo en una familia de siete hermanos con recursos económicos limitados.

Comenzó a trabajar a los 13 años desempeñando distintas actividades siendo una de ellas la de auxiliar en el juzgado. Allí nació su vocación por el derecho que le llevó a estudiar la carrera de Graduado Social en Salamanca, compaginando dichos estudios con su trabajo como administrativo y finalizando esta en el año 1972. Obtuvo también en el año 1973 el título de Gestor Administrativo, desarrollando ambas actividades primero en un despacho profesional individual y después constituyendo la empresa METASA S.L., dedicada a la asesoría de empresas.

Tuvo la visión empresarial de los que triunfan viendo en el negocio de asesoría su futuroprofesional, y quedándose con el despacho en el que trabajaba como administrativo en el año 1972. Se casó con Doña Antonia Gálvez Cuevas, persona fundamental en su empuje y capacidad de superación, y tuvo tres hijos, Eduardo, María de los Ángeles y José Ignacio a los que contagió su entusiasmo por el derecho, y en especial por su aspecto social, quienes ahora tratan de continuar su obra.

Su principal hobby, el trabajo, lo compartió con el coleccionismo de vinos, disponiendo de una amplia colección en la que se incluye alguna referencia del siglo XIX; y por supuesto, la lectura, siendo un ávido lector cuando sus compromisos profesionales y familiares lo permitían.

Hombre muy inquieto y de profundas convicciones participó en numerosas actividades y asociaciones tales como la fundación de la asociación de empresarios de Villanueva de la Serena. Intervino en la política local y fue concejal de Villanueva de la Serena. Fue elegido en el año 1992 Presidente del Colegio Oficial de Graduados Sociales de Badajoz, cargo en el que permaneció hasta su jubilación en el año 2004, fundando durante su mandato la escuela de práctica profesional “García Tenorio”. Recibió la medalla de oro al mérito profesional en 1999. Fue miembro del Consejo General de Graduados Sociales de España, Presidente de la sección fiscal del Colegio Oficial de Gestores Administrativos de Extremadura y miembro de la comisión ejecutiva del INSS, entre otros organismos.

Su espíritu emprendedor le hizo participar en diversos proyectos empresariales a lo largo de su vida, en sectores tan diversos como la agricultura, la educación, los seguros o la construcción. Fue uno de los fundadores y presidente de su consejo de administración, del grupo Preving, empresa dedicada a la prevención de riesgos Laborales con implantación nacional, su última y exitosa aventura empresarial.

Fue un hombre de gran tesón, que se crecía ante la adversidad y cuya familia fue el motor de su vida gustándole participar de ella en todos los ámbitos de su vida, particular y profesional.

Falleció en Madrid a los 73 años de edad, dejando el legado empresarial a sus hijos Eduardo, Ma Ángeles y José Ignacio, quienes dirigen la empresa que creó su padre y que es una de las asesorías más competitivas de Extremadura.

Historia de Metasa

La constitución de la actual sociedad METASA S.L. se produce con la incorporación de los hijos y algunos trabajadores al proyecto, cosa que supuso la inclusión de servicios jurídicos y contables.

Esta es la base del proyecto que en la actualidad emplea a profesionales abogados, masters en asesoría jurídica de empresas y derecho empresarial, graduados sociales, licenciados en ciencias económicas y empresariales, técnicos superiores en prevención de riesgos laborales y especialistas en protección de datos, habiendo constituido además filiales especializadas en correduría de Seguros, y Consultoría en Protección de Datos.

Posteriormente, la incorporación de los hijos y algunos trabajadores al proyecto, supuso la inclusión de servicios jurídicos y contables y la constitución de la actual sociedad.

Esta es la base del proyecto que en la actualidad emplea a profesionales abogados, masters en asesoría jurídica de empresas y derecho empresarial, graduados sociales, licenciados en ciencias económicas y empresariales, técnicos superiores en prevención de riesgos laborales y especialistas en protección de datos, habiendo constituido además filiales especializadas en correduría de Seguros, y Consultoría en Protección de Datos y habiendo establecido alianzas con un Servicio de Prevención de Riesgos Laborales.